EL PRINCIPIO

Cómo comenzó todo…

Un encuentro casual un día lluvioso en 1987 para siempre cambió la vida de un sencillo ingeniero, Kenny Chen, el fundador de KARMA.

Una tarde lluviosa en Taipei, Chen vio a una mujer luchando para introducir la silla de ruedas de su padre en el maletero de su coche. Se detuvo para ofrecerle su ayuda. La silla de ruedas era pesada y difícil de levantar. Después de mucho tiempo y esfuerzo, lograron introducir la silla de ruedas en el maletero, pero la tapa del maletero no cerraba. Chen no podía olvidar el agotamiento y la desesperación en la cara de la mujer o la silla de ruedas difícil de manejar.

“¿Realmente tiene que ser de esta manera? ¿No podrían diseñarse mejor las sillas de ruedas?”

Utillizando su experiencia en ingeniería y administración industrial, Chen inició 「 KARMA 康揚 」.

Por más de 25 años, Chen trabajó incansablemente con equipos de alta calidad de R&D de varios países para crear muchos diseños innovadores, ganando más de cien pacientes. El objetivo es proporcionar las mejores soluciones de movilidad posibles para las personas de todos los ámbitos de la vida. AL dia de hoy, KARMA es una marca internacional, vendiéndole a más de 40 países de todo el mundo.

La pasión y la compasión son los hitos de KARMA y KARMA están comprometidos a mejorar la vida de las personas mayores y con discapacidades y ayudarles a vivir la vida al máximo.